No me llames perfecta.



Me levanté de su lado y me dirigí a la ventana. Estaba amaneciendo, una ligera brisa sonrosada besaba las cortinas y mis piernas desnudas. Él estaba tendido en la cama, mirándome fijamente. Una leve sonrisa curvó sus labios cuando me senté en el alféizar.
—¿Qué? —le pregunté.
—Nada —sus ojos oscuros brillaban, sonrió aún más—. Que eres perfecta.
Con la frente apoyada contra el frío cristal, contemplé a la gente pasar durante unos segundos. Luego me dirigí a él.
—¿Sí? Entonces…—le di una calada a mi cigarro y dejé que el humo se escapara con el aire— entonces es que me falta algo.





¿No crees?

Comentarios

  1. Yo creo que la perfección se roza, se ansía, se persigue...pero raras veces se consigue...Sino sería todo mucho más aburrido.

    un besazo:)

    ResponderEliminar
  2. ¿qué hay más perfecto que tener defectos y aceptarlos?
    ^^
    La imperfección nos hace únicos y especiales a todos. Pero dudo que lo dijese con mala intención.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ay, qué pensamiento tan complicado.
    Después de leerlo me he quedado un buen rato mirando la pantalla como una tontita porque...qué dices ante eso?

    Pues ni idea, la verdad, pero me ha gustado la intensa brevedad del texto :)

    P.d:Inauguro nombre, pero sigo siendo Ankara :)

    ResponderEliminar
  4. Mayéutica???... no lo confundas, pobre de él...

    =)...

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que él habla de una cosa y ella de otra. Es un diálogo denso, como imagino el humo del cigarrillo. Sobre la perfección... sigo pensando lo mismo.
    Me encantan las dos últimas fotografías.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que la perfección no solo incluye las virtudes, sino también los defectos

    saludos :)

    ResponderEliminar
  7. <> diooos escribes genial y haces que entre en la escenas y me deleite en ella. Estoy de acuerdo,si no tuvieramos defectos.. son ellos los que nos hacen especiales.. pero la gente parece no entenderlo.
    Me encanta tu blog, es uno de mis rpeferidos desde siempre y te considero una maestra de la palabra. La cabecera me enamora.


    muchos besos(millones)
    :)

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. buena reflexión... te dedico mi entrada de hoy, te la has ganado

    ResponderEliminar
  10. Eres única escribiendo, y sobre la perfección creo que mucha gente la desea pero nunca se consigue. Pero también pienso que ser imperfectos es ser especiales =).


    te echo de menos, bonita.

    ResponderEliminar
  11. No es que se me haya olvidado decírtelo, es que en ocasiones caigo en la "perfecta" estupidez de pensar que el reconocimiento va implícito, dándome cuenta después de que no es así. Resumiendo, que hubiese querido leer más, me ha dejado con la miel en los labios...

    ResponderEliminar
  12. Sí, yo también pienso que sólo es perfecto aquello que está incompleto. Por eso no me parece tan importante la perfección.

    ResponderEliminar
  13. :)
    Para bien o para mal, mi forma de escribir seguirá siendo la mía y ni aunque quisiera podría cambiarla ^^

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  14. Claro que no lo cree, el pobre debe de estar estúpidamente enamorado. Cuando algo es bello es que es agradable, pero cuando algo es perfecto es que es definitivo.


    x

    ResponderEliminar
  15. La perfección no existe.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Ser imperfecto es mas divertido que caer en la completa perfección ;)

    Genial, tienes un don con las palabras, un besito muy grande.

    ResponderEliminar
  17. Lo perfecto me resulta aburrido, con lo cual ya no es perfecto para mí. Te sigo. Un beso !

    ResponderEliminar
  18. La perfección, al igual que la belleza, es subjetiva, de ahí la gran frase de "Love acctually" "Para mí, tú eres perfecta"

    Besos :D

    P.d: corto, corto, pero corto XD

    ResponderEliminar
  19. Por suerte, no somos perfectos ni tenemos sentido.
    Un saludo :)
    miauu

    ResponderEliminar

Publicar un comentario