Tal es, en resumen, esta vida bohemia.

Vida de paciencia y valor, en la que sólo puede lucharse revestido con una resistente coraza de indiferencia a prueba de necios y envidiosos, en la que no se debe, si no se quiere tropezar en el camino, abandonar ni un solo instante el amor propio, que sirve de bastón de apoyo; vida encantadora y terrible, que tiene sus victorias y sus mártires, y en la que no debe penetrarse más que cuando se está dispuesto a padecer la implacable ley del vae victus.
H. M

viernes, 30 de octubre de 2009

El antro (II)

El vestíbulo estaba teñido de sombras apagadas y humo rojo. Al fondo, tiradas como
colillas aplastadas, estaban las putas. Sonreían desde sus cojines con los labios manchados de carmín, los ojos hinchados y el pelo suelto; falsas, pero no mentirosas, desempeñaban su pantomima con una maestría teatral. Le dedicaban a cada cliente una mirada de deseo envilecida de rímel, curvando los labios en una sonrisa pícara con la misma naturalidad que utilizaban para respirar. Algunas fumaban o le daban pequeños sorbos a sus copas de Gin-tonic, otras rodeaban con sus largas piernas las cinturas de los ansiosos clientes, que pagaban generosas cifras por un poco de juego antes de subir a las habitaciones.

Sea como sea todos se quedaron mirando con curiosidad a aquella joven que llegó empapada, cubierta únicamente por una camisa blanca que se le pegaba a la piel como un manto de plumas. Se perdieron en sus ojos lacerados, que atravesaban con frialdad todo cuanto veían, y se encontraron un poco más abajo, deseando aquel vientre liso que desembocaba en una cadera tierna y delicada. La primera en reaccionar fue una mujer ya entrada en años, que devolvió a las prostitutas a su trabajo de un gesto seco, se acercó a la recién llegada y cogiéndola por el mentón con sus ásperos dedos, la estudió minuciosamente. Ésta se estremeció al primer contacto, pero luego su cuerpo se relajó y afrontó la mirada de la mujer con falsa indiferencia.
Sin mediar palabra, la mujer dio media vuelta y subió las escaleras; la joven la siguió, silenciosa, dejando tras de sí un reguero de agua.

17 comentarios:

Hollie A. Deschanel dijo...

Que dibujo más impresionante :D

Fidel dijo...

Tengo ganas de saber que ocurrirá despues...!!
Un abrazo

Bea dijo...

Maestría por donde quiera que lo mire: desde ese dibujo con arrastre de carmín hasta cada sílaba de la segunda entrega de la joven que va dejando ese reguero de agua donde poco a poco se van ahogando las micras silentes de dignidad perdida.

Y una cosa más encantadora grumete, me apasiona esa vida bohemia; y ya formo parte de ella sin un ápice de arrepentimiento. Eso sí, nunca haré como Breno para pactar mi retirada: esta vida, si se sabe llevar, es sin duda la mejor de las opciones: siempre con algo en qué pensar, algo que hacer y sobre todo, alguien a quien amar.
Necios y envidiosos: miles, pero mi niña, tú lo has resumido perfectamente; todo lo que se pueda decir será reiteración, y en estas vidas bohemias, el tiempo lo aprovechamos en otras cosas ^^, ¿o no?
Besos, mil, y por favor, no cambies nunca. No imaginas el valor real de tu vida y tu persona: no existen balanzas para tal cosa (no puede medirse lo utópico).
Y ¡ay de la persona que traspase la coraza y haga daño a mi grumete!...

.Amazonica dijo...

Me pregunto por qué aquella chica empapada busca algo para ella en ese lugar.

saludos!

Zazish dijo...

Estremecedor relato, estremecedor dibujo. Un forma de describir que se cuela entre los pliegues de la mente y permanece ahí, perenne.

Me encanta. El dibujo me ha fascinado.

lis.en.silencio dijo...

Me tienes intrigada, intrigadísima.

Enganchas :)

Iván dijo...

Una cruda realidad muy bien narrada, excelente prosa…
Un saludo cordial

Daniel HB. dijo...

dejando tras de sí un reguero de agua....me fulminaste, que bien escrimes, eres mi heroína! =)

Verónica (peke) dijo...

Las balanzas dejalas para el mundo laboral, nunca para el sentimental...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

lachicaGRIS. dijo...

Me he enamorado de tu texto, y de la fotografía (L)

Daniel Brun dijo...

Cada vez tardas mas en publicar... ya nos hablaste de tu falta de tiempo,
pero por cosas como este escrito se te perdona todo. Cada vez que escribes nos dejas un regalo a todos los que te seguimos y leemos tus palabras y tu talento.
Manejas la descripción como nadie, y cada vez que te leo, en especial este texto, se me erizan los pelos y me dejas una sensación que me hace releer una y otra vez lo escrito y mi mente viaja a través de la música de tu blog tratando de imaginar que sera lo siguiente con lo que nos deleites.

Muchas Gracias

Lachicagris. dijo...

Muchas gracias por tus palabras guapa!Noviembre tambien es un de mis palabras favoritas, para mí tiene un monton de significados, ademas, es mi mes favorito..jeje
Sí, muchas fotos son de Albacete, bueno esque soy de Albacete, de ahí que lasfotos tambien lo sean :)
HAs venido alguna vez? ¿Conoces la ciudad? :)

un beso guapa y sigue así^^

Closing dijo...

Me encanta Naaaaad.
Nunca habia estado por tu blog ^^
Te quiero, te sigo :)

tristefama dijo...

Clone,eres fantabs, jodidamente fantabulosa. Te lo había dicho alguna vez? )

me enlazo tu nuevo blog, ahora que yo estoy intentando sacar a flote el mío XD

tenemos que hablar! ¬¬ y marujear un rato, que estoy segura de que tenemos muuuuuchas cosas que contarnos, al menos yo por mi parte te lo aseguro ^^

I LOVE YOU!

Lou dijo...

Qué increíble ilustración! Es tuya?!

volcAnico mehoyos dijo...

la pintura es interesante
el texto no me engancha, cuestiones hermeneuticas
salud

Dara Scully dijo...

Yo conozco a una chica de caderas tiernas.


miau
con
pintalabios