La soledad de las montañas colosales

Para sentirse como una montaña hay que ser
como una montaña grande y fría
como una montaña inamovible
como una montaña un estornudo de nieve
inabarcable para el tiempo.
Para ser como yo basta
con ser humana una piel frágil
de humana un instante inevitabe y breve
como una humana cosita triste
que se desmenuza entre los dedos
correosos de la muerte.

Comentarios

Guillermo Soto García ha dicho que…
Maravilloso, me gusta.
Saludos
mailconraul ha dicho que…
Las minudencias acaban socavando la roca.

Entradas populares