Tal es, en resumen, esta vida bohemia.

Vida de paciencia y valor, en la que sólo puede lucharse revestido con una resistente coraza de indiferencia a prueba de necios y envidiosos, en la que no se debe, si no se quiere tropezar en el camino, abandonar ni un solo instante el amor propio, que sirve de bastón de apoyo; vida encantadora y terrible, que tiene sus victorias y sus mártires, y en la que no debe penetrarse más que cuando se está dispuesto a padecer la implacable ley del vae victus.
H. M

domingo, 21 de noviembre de 2010



Cada paso que doy retrocedo dos. Estoy cansada.

18 comentarios:

Payaso caótico dijo...

Sabes que puedes.
Yo lo sé.

Nikaperucita dijo...

Bueno. Perseverancia :)

lara dijo...

Bueno, es sólo un paso lo que retrocedes... sigue!!!

Duna Loves dijo...

ya llegará el momento en que cuentes una y te comas veinte :)

A.Jones dijo...

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, veo que sigue = de bien!
Besos!

Katty ♥ dijo...

pero por el hecho de avanzar uno, no importa cuanto retrocedas, retrocedes con aprendizaje por haber avanzado (:

Anónimo dijo...

...recorriendo esa bella espalda.

Noviembre dijo...

:(

.Amazonica dijo...

Yo me siento exactamente igual, pero por algo existe la perseverancia (Y la esperanza)

besos :)

Zazish dijo...

Pero aún así avanzas. ¿No es eso lo que cuenta?

J dijo...

Que conste que le he pillado mucho cariño a tu blog, siempre que puedo me paso, y me encanta como escribes

Bea dijo...

Hay muchas maneras de caminar.
Sólo es cuestión de tomar el pulso correcto -igual que en el maravilloso mundo de la música-.

Si a veces te puede la apatía, pregúntale a la capitana, ya sabes, que antes de ello, fui también grumete.

Se te echa de menos.
Un besote y cuídate por favor.

Jamás dejes de caminar.

txe dijo...

no se porque todo el mundo se empeña en ir hacia delante.

fuerza.

Verónica (peke) dijo...

Recuerda que primero viene un paso y luego otro y cuando miras hacia atras has avanzado un sin fin de pasos. Todos nos merecemos retroceder varios pasos para aprender y tomar más fuerza para avanzar en nuestro camino...

besotes y cuidate.

Ruben M. M. dijo...

Aprende de cada retroceso para coger más fuerza...

Saludos.

Emil Diermissen dijo...

esa es la vida, una ecuación que no tiene variables reales y un cansancio eterno.
pero existen las copas y los paisajes imaginarios, tambien los numeros imaginarios y estos dan un poco de felicidad!

LdeLove dijo...

Y yo... Hoy decido algo que sé que mañana no me parecerá convincente...

Alejandro dijo...

Conozco esa sensación de intentar avanzar, seguir adelante...y sentir que cada decisión que tomas y cada paso que das, es contraproducente y va en detrimento tuyo.

Me ha encantado tu blog, ¡un saludo!