Tal es, en resumen, esta vida bohemia.

Vida de paciencia y valor, en la que sólo puede lucharse revestido con una resistente coraza de indiferencia a prueba de necios y envidiosos, en la que no se debe, si no se quiere tropezar en el camino, abandonar ni un solo instante el amor propio, que sirve de bastón de apoyo; vida encantadora y terrible, que tiene sus victorias y sus mártires, y en la que no debe penetrarse más que cuando se está dispuesto a padecer la implacable ley del vae victus.
H. M

miércoles, 13 de enero de 2010

Doscientos cuatro meses, ochocientas ochenta y siete semanas, seis mil doscientos nueve días y ciento cuarenta y nueve mil dieciséis horas.




Cuando Jano me abrió la puerta que da a la vida lo primero que hice fue joderle la marrana a la señorita superstición. Muere, superstición, muere. Luego me di cuenta de que perdí por el camino mi glándula tiroidea y otros órganos de poca importancia como la cordura y la razón. Y aunque a partir de entonces mi vida ha sido un completo sturm und drag, he de decir que he pasado doscientos cuatro meses, ochocientas ochenta y siete semanas, seis mil doscientos nueve días y ciento cuarenta y nueve mil dieciséis horas de la hostia.



Gracias, mundo.


16 comentarios:

Paprika Jonhson dijo...

el titulo me recuerda el fin del mundo de libros olvidados por el calor, el frio, los lugares que se contraen.

J dijo...

Me encanta tu blog y tienes una manera muy personal de escribir... Bueno si muchos tienen una manera personal de escribir ^^ pero la tuya es brutal!

Zazish dijo...

¿Y contarás todos los que te quedan? Yo me rendí hace tiempo, sólo consigo deprimirme.

Lara T. dijo...

simplemente GENIAL!

Emil Diermissen dijo...

una invitación al apocalipsis.

lara dijo...

Eta muy bien eso de los órganos sin importancia
XXX

Nicir dijo...

Me encanta el blog! Y más como escribes, asique te sigo vale??

Saludos Franceses ^^

Akhnu dijo...

Gracias a tí por venir a este loco mundo :P

Daniel Brun dijo...

Ojala el mundo estuviera mas lleno de vidas "Sturm und drags", y que estas vidas supieran tejer textos con la misma suavidad con la que tu lo haces.
Aunque no te mentiré este me supo a muy poco...
Ya hay mono de leerte.

Un saludo

El delineante de cumulonimbos enterrados dijo...

Sturm und drag, benditos románticos rebeldes.

Saludos subterráneos.

Goodbye Clarice dijo...

¿Todos todos de la hostia?
Y encima perdiste la cordura y la razón, sin ponerte una ensaladera en la cabeza como Don Quijote (supongo)
Cómo te envidio.
A mí sólo me quitaron el apéndice (no, ni siquiera eso)
Eso sí, me da miedo la gente que cuenta el tiempo. Sí que tontería, tener 204 meses como tú y todavía tener miedo al tiempo :)

xxx

Lia. dijo...

Es bastante tiempo ¿eh? Le hiciste un favor al mundo, eso seguro :)


¿Cómo fue tu cumple, preciosa?
Mil besos.

Iris dijo...

¡y que sean muchos más!
me encanta lo que escribes, de verdad :) ¡me hago seguidora!
¡un saludo desde Valladolid!

P.D: estudio Periodismo y para clase he tenido que crearme un blog... si te pasas, me harías un gran favor... la dirección es http://sivolvieranlosplatero.blogspot.com :) desde él podrás acceder también a mi blog personal si quieres... lo estoy empezando, poquito a poco... ¡gracias!

Goodbye Clarice dijo...

Hoy tu pecera bohemia está rara. Aunque les dé de comer ellos no vienen, están cada uno en su esquina, como confusos.
¿Los drogaste o están tristes?

Hollie A. Deschanel dijo...

Yo me perdería nada más comenzara a contar.

¡Beso!

Dara Scully dijo...

Yo la superstición me la comí un día que tenía la nevera vacía.



(un mimo
y una taza de
té)