Vestigio



Si llega la noche coge mi mano
tómala fría como un metal nuevo
y dura y transparente, para cuando llegue la noche
estaremos estrelladas a las puertas de un brocal
mirándonos lánguidamente.
Puéblame, si no es el amor quien queda,
nadie nos sabrá sin descendencia.
No hay huella todavía de tu paso por mí.
Soy un bar de montañas sin historia,
un mapa sin leyenda ni marcas identitarias.
Cuando llegue la noche
y visite mis paredes llenas de cuevas
querré ver tu número en los lavabos,
tus zapatos colgando del poste,
cuando llegue la noche,
puéblame, deja testimonio con tus dedos,
un paisaje con tus lagos, tus escenas de caza,
tu atrevimiento cimarrón sobre los espejos,
cómo sobreviviste a las fieras, dime
cómo has perpetuado el destrozo.
Antes de que llegue la noche
pruébame mientras viva.

Comentarios